Hispana, acceso y cultura

08 junio 2009 9:09

Gozález Sinde en ABC


Éste será un post largo, pero el tema lo merece: se trata de una comparecencia de la ministra de Cultura llena de cuestiones que nos afectan.

Hispana

La ministra de Cultura ha anunciado el lanzamiento de Hispana, “una base de datos que permite ya el acceso a más de 900.000 recursos de 94 bancos digitales de las distintas administraciones, así como entidades privadas y fundaciones”.

Éste es el sitio de sitio de Hispana. La base de datos está constituida a partir de las colecciones digitales que agrupa, y sigue el protocolo de la Open Archive Iniciative.

La iniciativa parece loable: en España existen numerosas iniciativas de digitalización (algunas duplicadas), y este es un lugar que pretende agrupar a todas. El problema que tiene Hispana es doble. Por una parte, sus resultados a veces conducen sólo a fichas (metadatos) de obras, en vez de al contenido propiamente dicho. Se nos informa, por ejemplo, de que en determinado repositorio existe un pdf con el artículo “Berlín: dos García Lorca“, pero no nos da acceso a él.

Por otro lado, hay buscadores generalistas que ya dan acceso a una gran parte de la información que contiene Hispana. Por ejemplo, quien quiera el artículo mencionado antes, y desee algo más que saber que en Salamanca lo tienen en PDF, puede hacer la búsqueda en Yahoo o en Google. Cualquier buscador llevará también al numeroso fondo de Dialnet que está integrado en Hispana.


Además (aunque eso puede deberse a la novedad del sitio), no todas las obras contenidas en las instituciones colaboradoras están indizadas en Hispana: lo he comprobado al azar con algunas de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

¿Qué otras colecciones se van a incorporar a Hispana? ¿Con qué criterio? Y: ¿realmente vale la pena el esfuerzo, tal y como está planteado? Hispana está concebida como una herramienta para uso de profesionales (bibliotecarios, documentalistas…). No me imagino usándolo a los consumidores finales de cultura: profesores, estudiantes, ciudadanos a la búsqueda de un dato, de una obra.

Esta iniciativa de un agrupador de repositorios se inscribe en la estela de la reacción europea frente a Google, que analicé hace años en el artículo “…Y Google raptó a Europa“. Sigo pensando lo que dije entonces: en vez de desarrollos a la medida de una hipotética “cultura europea”

es mejor invertir en coordinar prácticas de digitalización (para evitar que se repitan trabajos ya hechos, o que fondos digitalizados con dinero público no estén accesibles); en sus criterios (no queremos fotos de libros en línea, sino textos buscables); en normas de amigabilidad ante los buscadores (para que nuestros contenidos se abran a los indizadores: hoy, Google; tal vez mañana, uno europeo con estándares abiertos).

Contenidos culturales en Internet

Recoge el Cultural:

González Sinde anunció que el Ministerio quiere complementar “las futuras medidas que se adopten en materia de protección de los derechos de propiedad intelectual en la red con un Plan de Fomento de Contenidos Culturales en Internet”, cuyos diferentes puntos no desarrolló.

De cara a ese impulso de la cultura como derecho ciudadano, el Ministerio pondrá también en marcha un programa para facilitar el acceso de la infancia y la juventud a la cultura, y lanzará “un gran portal en la red”, específicamente orientado a los más jóvenes.

¡Dios mío: cuando no se sabe qué hacer prometen un portal!

¿Y quieren de verdad fomentar contenidos culturales en Internet? Por favor: queremos saber cómo, y pronto… Por empezar sólo por el principio, ¿fomenta la creación en Internet tener la operadora con el ADSL más caro de Europa? ¿Empujar a los alumnos a que consuman objetos didácticos ya elaborados en vez de a que creen los suyos? Esperamos con atención qué medidas de fomento se propondrán.

Preservación digital

Sobre la preservación digital ya hemos escrito varias veces. Alegra saber que por fin es un tema que ha entrado en la agenda ministerial.

La ministra prometió un Archivo Nacional de Preservación Digital, que actualmente, dice el Cultural, se encuentra en fase de “estudio del programa de necesidades”.

También nos gustaría saber detalles. Un Archivo de Preservación Digital tiene que ser un ente autónomo y sin ataduras, porque si no la tendencia de las administraciones es a hacer una recogida de la parte más institucional y establecida (como ocurre en otro proyecto español de preservación), con el riesgo de dejar fuera la parte más viva de la creación cultural en la web. Las webs institucionales son precisamente la que tienen más posibilidades de sobrevivir, de modo que su preservación es redundante y a menudo inútil, mientras que creaciones más libres y espontáneas, como las que se recogen en muchos blogs, tienen pocas posibilidades de ser recogidas.

Además, con la visión estrecha de la propiedad intelectual que se tiene por esas instancias es dudoso que se decidan a recolectar y guardar páginas de titularidad privada. De nuevo, los buscadores y proyectos privados de preservación van a darnos mejor servicio…

Por otra parte, se trata de un Archivo Nacional: suponemos que se van a preservar también las webs creadas en las lenguas cooficiales, pero ¿van a recoger sólo la parte de la Web en español creada en España? ¿Y cómo la van a determinar?

Los gobiernos están cada vez más anunciando acciones en el universo digital, porque eso les da un aire de modernidad, y realmente pocos van a discutirles sus decisiones: son temas complejos, y la prensa general y los partidos de la oposición (que son los únicos que les importan) no tienen criterio al respecto. Pero quienes estamos cerca de la creación cultural en la Red tememos el surgimiento de planes faraónicos que sirvan de poco, junto a la aparición de iniciativas directamente erradas o contraproducentes.

Etiquetas: , , ,

2 comentarios

F.Alvarez dijo...

La administración pública todavía no ha entendido nada sobre la tecnología y la sociedad, no dejan de verlo como un instrumento político. La ponencia sobre interoperabilidad del día W3C en Barcelona el pasado 16 de abril fue un claro ejemplo.

08 junio 2009 10:19
Gorki dijo...

Es el mal de los políticos, en su búsqueda de medallas para colgarse. No hacer más que volver a inventar la rueda, repiten el error que hicieron con Linux Linex, Guadalinex, Max Madrid etc.Que yo conozca, hay una iniciativa nacional importante, (con todos sus defectos), que es la la Biblioteca Cervantes, y otra Internacional que es Google Books, y una a medio camino de ambas, que es la Europeana.Por qué no eligen de las tres a cual apoyar y centran sus esfuerzos en potenciar en ella la cultura española, en vez de traer más confusión a todo abriendo más y mas sitios que hacen (mal)lo mismo.Que hace le Instituto Cervantes en Intenrnet o la Biblioteca nacional en Internet, que se asocien a uno de los tres sitios indicados, el que más les guste y no dupliquen esfuerzos.Y en efecto, informarme que tal documento lo tiene en PDF en la Universidad de Salamancam es solo ponerme los dientes largos.Y en efecto si nace en un ministerio, muy probablemente no se lleguen a conservar para la posterioridad, ni mi blog, lo cual no supone pérdida apreciable para la cultura, ni este, que contiene toda la historia de los comienzos de la cultura digital en este país.

08 junio 2009 13:09

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)