Texto en línea, lectura y juego

31 enero 2007 11:11


Recibo una consulta de un proyecto de literatura en la Red (que me ha pedido que no difunda su identidad). Su página juega con la tipografía, los fondos, el movimiento y la música, todo ello al servicio de un texto extenso, y que es realmente el centro del proyecto:

¿Qué podrías decirme sobre la extensión del texto y la capacidad de lectura on line? Soy consciente de que la extensión de cada texto que colgamos no es la adecuada pero decidí correr el riesgo de que la gente entre, navegue, mire, y no lea nada. En un punto me preocupa, en otro no, porque me interesa mucho la articulación texto – diseño – imagen – sonido. Es todo un tema… Sinceramente, no sé qué hacer a futuro. La elección de la tipografía obedeció a criterios estéticos más que de legibilidad.

¡¡¡Pufff…!!! Son preguntas realmente delicadas, de modo que iré por partes. Sobre la longitud de un texto que se debe leer en la Web hay muchas opiniones. Tal vez la clave sea una cuestión de edad combinada con la práctica: la gente que lee mucho en pantalla, pues… lee mucho en pantalla, y si el texto que hay que leer es largo, pues se lee; los jóvenes tienen más costumbre de lectura en pantalla que los mayores, etc. Otra cuestión es si segmentar un texto extenso en varias pantallas o si dejarlo sólo en una (yo soy partidario de lo segundo, salvo que lo que se quiera es hinchar los hits de una web).

Aunque realmente hay factores que dificultan mucho la lectura:


Ahora bien, dicho esto, queda otro factor: la libertad del editor (en línea o en papel) para organizar el conjunto texto/contenido como mejor le parezca para transmitir el mensaje del autor, incluso sacrificando (algo) la lecturabilidad.

Los autores más conscientes siempre han cuidado, y muy especialmente en el caso de la poesía, la adecuación entre continente y contenido. Tanto en la dirección de recalcar la pureza y limpidez de los poemas (caso de las ediciones de Juan Ramón Jiménez), como en la contraria: que el soporte y la tipografía reflejen las tensiones de la obra. Este último fue, por ejemplo, el caso del romántico José Cadalso (fuente):

Si el cielo de Madrid no fuese tan claro y hermoso y se convirtiese en triste, opaco y caliginoso como el de Londres (cuya triste opacidad y caliginosidad depende, según geógrafo-físicos, de los vapores del Támesis, del humo del carbón de piedra y otras causas), me atrevería yo a publicar las Noches lúgubres que he compuesto a la muerte de un amigo mío, por el estilo de las que escribió el doctor Young. La impresión sería en papel negro con letras amarillas.

Hasta donde yo sé, semejante edición nunca se llevó a cabo, lamentablemente.

Pero sí: la decisión del creador (o del tándem autor/editor) debería ser soberana… aun a riesgo de dificultar el encuentro con el lector.

Etiquetas: , , , ,

7 comentarios

Bertoldo dijo...

¡Ajá! ¡Te he pillado! Has hecho un enlace a la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes sin respetar sus “>reglas! Que por cierto han desaparecido: las linko desde Gugles. ¡Vergüenza! ¿No etabas además en su Consejo Asesor o algo así?

31 enero 2007 12:49
José Antonio Millán dijo...

Sí: estoy en su Consejo Científico, y siempre he defendido una política plenamente abierta para sus enlaces. La verdad es que con respecto a su formulación anterior (que exigían muchos más requisitos), las reglas actuales para enlazar han mejorado. Pero mi opinión es que sigue absurdo exigir una determinada tipografía, y el resto de los requisitos…

31 enero 2007 12:53
Gorki dijo...

Lo siento porque tu estas ahi, pero la Cervantes parece pertenecer a otra galaxia, (probablemente la Galaxia Gutemberg). ¿Has visto donde nos lleva tu link?, a un texto sólído y pétreo que echa para atrás, con líneas de texto que van de una extremo a otro de mi pantalla con el nuevo formato panorámico.Si les asesoras, es claro que no te hacen ni pu** caso, al menos en lo referente a la longitud de las lineas en el texto.¿De dónde salen los “expertos” en bibliotecas digitales que dirigen la Cervantes?

03 febrero 2007 00:01
José Antonio Millán dijo...

Gorki: modere ese tono, o no le posteo. Contesto a su pregunta en una entrada independiente con el mismo nombre que ésta.

04 febrero 2007 11:43
Anonymous dijo...

Hola, tenemos un site muy cuidado en tipografía, música, etc.Observamos que muchos no entran al site pero leen el newsletter que enviamos y parece que gusta tanto o mas !!! lo cual me tiene sumanente intrigada.Al respecto pienso que el contenido y el estilo es el mismo que el posteo pero lo que potencia el efecto de verosimilitud es el formato mail – que pensas ??? no habria que hacer directamente literatura por mail ??? no me refiero a incorporar fragmentos de mail o chat en un libro sino para decirlo tecnicamente ya que el medio es decididamente el mensaje bueno chau a otra cosa mariposa !!! y escribo y diseño los mails y los envio por el mailing.

04 febrero 2007 11:44
José Antonio Millán dijo...

Amiga Anónimo (problemas de la concordancia de género en Blogger…).Está claro que en gran medida “el medio es el mensaje”: como decíamos, el continente altera la recepción del contenido. Usted tiene ahora mismo dos publicaciones: la de su sitio web y la que envía por email como newsletter ; o tres, si su sitio tiene RSS con accceso pleno al contenido. Cada una de ellas tendrá su sentido propio: el barroquismo de la del sitio, la limpieza formal del email o el despojamiento absoluto del RSS. Es como leer un artículo de una revista en el original impreso a color, en una fotocopia en blanco y negro y recogido en un libro recopilatorio: cada lectura será distinta.¿Literatura por mail? ¿Por qué no? En artes plásticas ya existe el mail art… A lo mejor incluso ya hay alguien haciendo la experiencia literaria. En cualquier caso, yo invito a probar y a jugar… ¿Qué podemos perder?

04 febrero 2007 11:55
Anonymous dijo...

Parece que en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes han dado marcha atrás en la política de enlaces (ya no piden una tipografía concreta, ni un tamaño).

04 febrero 2007 15:32

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)