Doce perlas de Trama & Texturas, 21

27 septiembre 2013 8:08

Ha aparecido el número 21 de la revista Trama & Texturas. Como de costumbre, es una lectura rica y muy llena de ideas. Destaco una frase de cada uno de los artículos que contiene:

“Hagamos, si es necesario, ediciones cada vez más pequeñas, nuestros precios cada vez más ‘prohibitivos’, antes que olvidar la maravilla y belleza del sueño y del pensamiento impreso y tratar nuestros libros como algo menos valioso que las malas hierbas del camino” (1929).

“La respuesta pertenece a los nativos digitales que identifican cultura escrita y textualidad electrónica. Son sus prácticas, más que nuestros discursos, los que van a decidir sobre la sobrevivencia o la muerte del códex como realidad material, y la del libro como discurso”.

“Ese es, sin duda, uno del los retos contemporáneos más complejos y estimulantes. Aprender a leer de nuevo sin perder ni olvidar lo que habíamos aprendido. Conservar las capacidades cognitivas de alto nivel que adquirimos en el aprendizaje de la lectura tradicional junto a las nuevas competencias digitales”.

“Yo pertenezco a una generación −tengo 51 años− de personas que probablemente hemos leído más libros que visto películas. Pero creo que hoy en día hay personas más jóvenes, y esto no significa nada malo, que probablemente han visto más películas que leído libros”.

“Hoy en día son las editoriales de papel las que están subvencionando a las electrónicas. Alimentan una sucesión que al final −como la gran superficie a la librería independiente− terminará acabando con ellas. Esto no es una transición, más bien parece un camino directo hacia el precipicio”.

“En los últimos siete años, en España, el porcentaje de ventas de e-books, respecto al conjunto de las ventas de libros, ha aumentado un 1,70%, evolución que en el mejor de los casos y en base a los recursos invertidos podría considerarse moderada”.

“Restablezcamos la auténtica reputación de la edición; no como una barrera conta el futuro, no como un bastión contra los cambios radicales, no como una ciudadela en medio de los bárbaros, sino más bien como el futuro inmediato, como el agente radical del cambio, como el bárbaro”.

Agotado. Dícese del libro con más de tres meses de antigüedad que, a veces por cientos, espera la guillotina en el almacén”.

“El sector editorial ofrece grandes posibilidades de negocio en la medida en la que se dispone de control en la producción, un gran margen bruto y una demanda real, factores altamente apetecibles en un plan de negocio”.

“Las librerías sólo podrán competir mediante la combinación de las fuerzas tradicionales con innovaciones inteligentes, incluso en la actual coyuntura económica”.

“Al final, tristemente, la ecología importa poco para el futuro del libro. Para apostar sobre lo que prevalecerá, importa mucho más la practicidad y la economía”.

“Los libreros deben fortalecer, a través de la web, sus papeles de prescriptores de contenidos (que emiten recomendaciones con influencia en la decisión de compra del público lector”.

Etiquetas: , , , ,

Los autores tienen la palabra, jornada en Madrid

04 junio 2013 16:16

El lunes, 10 de junio, a las 10 horas, en el Centro Cultural de Círculo de Lectores (O’Donnell, 10, Madrid), se celebrará la jornada

Los autores tienen la palabra: preguntas y respuestas en la era digital

primera mesa

Eduardo Mendoza y Javier Sierra
Modera: Blanca Berasátegui

ESCRIBIR EN LA ERA DIGITAL
¿Cabe establecer alguna influencia del universo digital en la génesis o en el desarrollo del proceso creativo?

segunda mesa

Julia Navarro y Lorenzo Silva
Modera: Juan Cruz

TECNOLOGÍAS: NUEVOS CÓMPLICES ENTRE EL AUTOR Y EL LECTOR
Una sociedad 2.0, ¿supone o no un cambio de paradigma en la relación autor-lector?

tercera mesa

Milagros del Corral y Rodrigo Fresán
Modera: Fernando R. Lafuente

EL AUTOR Y SUS DERECHOS
¿Vacíos legislativos? ¿Nuevos usos en la relación del escritor con sus editores? ¿Ha perdido el autor control sobre su obra?

Relatora: Elvira Lindo

Etiquetas: , ,

“Lo peor es cuando has terminado un capítulo…”

04 julio 2012 10:10

#lectura

Lo peor es cuando has terminado un capítulo y la máquina de escribir no aplaude.

(Orson Welles, 1985)

Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: ,

Trece perlas de Trama & Texturas 17

25 junio 2012 10:10

Ha aparecido el número 17 de la revista Trama & Texturas. (Se puede conseguir en papel, y también en PDF, por un precio muy razonable).

Este número presenta una densidad de artículos interesantes realmente notable. En lo que respecta al tema de este blog, hay que destacar la presencia de un Cuaderno dedicado a la transición digital, compilado por Manuel Gil. Hemos seleccionado trece extractos de sus respectivos artículos, y empezaremos con una cita de la introducción de Manuel Gil:

Nuestro sector continúa sufriendo de algunas señas de identidad que ni cambian ni evolucionan: opacidad, secretismo, reservas… Si los nuevos actores digitales las adoptan y mantienen, nos tememos lo peor. Seguimos teniendo carencias y problemas graves para una transición digital ordenada y bien meditada, es preocupante la ausencia de plataformas digitales compartidas por libreros y editores independientes en un escenario en el que, todo parece indicar, los mercados generalistas se moverán en abanicos cuasi monopólicos.

Y este es el contenido del Cuaderno:

  • Convergencias y divergencias entre libros (en papel y digital) Luis Collado

Nos han enseñado a comprar aparatos, pero ¿quién se ha encargado de enseñarnos dónde encontrar un sitio para comprar un e-book?, ¿dónde conseguir información, ¿cuál es el mejor sitio, en el que mejor me tratan, más conocen mis gustos y más información y más adecuada a mí mismo me facilitan?

En los Estados Unidos, donde vivo hace 11 años, se ve a las Américas como una oportunidad [...] En cambio, en Argentina [...] los editores a menudo hablan del mercado latinoamericano más por sus escollos que por sus oportunidades.

  • Apuntes sobre la r-evolución digital en el mercado editorial Silvia Clemares

Las ediciones digitales están aún centradas en la reprodución simétrica del contenido impreso. Incluso cuando analizamos los procesos editoriales internos y las listas de precios digitales, la referencia continúa siendo el libro impreso.

  • Literatura infantil y juvenil digital. Un extenso reino creativo para nativos digitales Noemí Pes Escofet

Las iniciativas más arriesgadas [de libros infantiles para tablets] no provienen de los grandes grupos editoriales, sino de pequeñas iniciativas independientes desvinculadas en la mayoría de los casos del mundo editorial  y más cercanas al sector del diseño gráfico o la ilustración, la programación o la comunicación.

Se acercan buenos tiempos para los autores, probablemente los mejores desde el invento de la imprenta. Internet y la digitalización son la clave de esta nueva era en la que el autor vuelve a cobrar un peso que durante mucho tiempo se había aligerado en beneficio de los editores. [El artículo íntegro está accesible en el enlace desde su título]

¿Qué es un libro? En épocas de cambios profundos hay que aceptar una dosis de indefinición, de elementos indefinibles.

A veces me pregunto si soy editora. No trabajo rodeada de libros ni cuento con un catálogo de publicaciones para mostrar, ni siquiera tengo unos autores a los que mimar. Sin embargo, me paso el día rodeada de palabras y de contenidos que corrijo, editor, organizo y presento en un orden determinado, planificados para responder a unas necesidades concretas y publicados pensando en un tipo específico de lector o lectora.

  • Gato por liebre. Cómo hemos perdido dos años en la edición digital Jaume Balmes

En los últimos meses multitud de sitios web personales se han llenado de quejas. Se quejan por varios motivos: porque no pueden abrir el libro que han comprado en su aparato (que compró por mucho dinero con la promesa de usarlo para leer); también porque sí pueden abrirlo, pero está lleno de errores tipográficos; e incluso porque directamente al libro le falta un trozo.

Los precios de nuestros e-books son altos, los más caros de Europa. Los procesos de compra son tediosos. Penalizamos con un DRM absurdo (que se puede romper en tres minutos) a los usuarios que compran legalmente, y como resultado de este DRM encarecemos el precio de los libros para pagar las comisiones a las plataformas que nos ayudan a vender los libros de forma “segura”.

Nuestro único trabajo es tomar un formato casi perfecto (el libro) y trasladar su contenido a un formato más útil llamado también libro (digital).

El mercado del libro digital se ha convertido, al igual que muchos otros sujetos, en un campo de batalla más en el que los intereses de empresas tecnológicas, los conglomerados multimediales y sus representantes políticos se disputan la mercantilización y el control de este espacio y de su derivados, tanto económicos como ideológicos.

En primer lugar, expliqué al personal de Random House que, para poder ser prósperos e independientes, teníamos que hacer dinero, porque si haces dinero eres independiente, y si no haces dinero siempre estás con la mano pidiendo ayuda.

Otros artículos de este número:

Sobre revistas culturales:

Y además:

En resumen: ¡qué excelente número!

Etiquetas: , , ,

“Reventaba por verse de molde”

01 junio 2012 10:10

#lectura

Valga la verdad: el Licenciado Carmona tenia fieros pujos de Escritor; reventaba por verse de molde, y hacer patentes los terribles dictados de Cirujano Latino de la Real de Obras y Bosques, titular de Segovia, con su bocado de Don y el saborete de Licenciado. Parecióle que en un siglo tan fecundo de Escritores, en que es desdichada la madre que no tiene un hijo que imprima, él tambien podia meterse entre la bulla, y hacer ruido con su poco de folleto; pues sin mas, ni mas finge agravios, sueña desprecios, enarbola la pluma, borraguéa dislates, dalos á la Prensa y catate que ya me soy el Autor Carmona, quieran, ó no quieran: pues vaya un cuentecito. Cierto Francés de buen humor quiso hacer burla de muchos mentecatos, que imprimian quanto se les antojaba, y dió á luz un Librete cargado de bagatelas: sintieronlo mucho sus amigos, y uno de ellos le preguntó, ¿á qué fin habia publicado una Obra que tanto le desacreditaba? Para que mis nietos (respondió el Monsiur con mucha flema) puedan decir quando me citen: Monsiur mi abuelo el Autor. ¿Pues no vé Vmd. replicó el amigo, que para merecer ese decoroso titulo no basta qualquiera Obra? Señor mio, (le respondió con gran frescura el Monsiur) en unos tiempos en que se estilan Obispos sin Obispado, Marqueses sin Marquesado, y Condes sin Condado, tambien se pueden estilar Autores sin Libros.

(José Francisco de Isla, 1732)

Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: ,

En una mirada atrás

30 marzo 2012 9:09

#editorial

Lea el final del post sobre la génesis de este texto

En una mirada atrás

Había soñado con un mundo en el que cualquier libro, editado en cualquier momento, pudiera estar disponible en cualquier lugar; en el que se mantuviera la justa retribución de autores y editores, pero abriendo sin cortapisas la difusión de las obras en el dominio público o las que sus autores quisieran legar al futuro. Un mundo en el que los libros fueran arquetipos platónicos que se encarnaran en tiradas, en impresos bajo demanda, en dispositivos dedicados o en aparatos de amplio espectro, bajo la forma más conveniente para el lector. Un mundo en el que los libros se consiguieran en las librerías, llegaran por correo, bajaran del éter a nuestros aparatos, o se retiraran calientes, recién hechos, de distintos establecimientos (empezando por las librerías). Un mundo en el que la cultura fluyera y la tecnología permitiera el diálogo lectores/autor, el de editor/lectores y el de lectores entre sí. Un mundo en el que autores y editores tuvieran, y compartieran, completa información sobre el destino de sus libros. Un mundo en el que se pudieran crear y difundir libros hechos a la medida de una persona o de un colectivo, para sus propósitos particulares. Un mundo en el que la producción editorial de cualquier país en español se difundiera sin fronteras entre los países hispanohablantes, y en el que en general cualquier obra creada en cualquier país pudiera llegar a cualquier parte. Un mundo en el que las propuestas editoriales minoritarias encontraran su nicho. Un mundo en el que los autores pudieran escoger contactar directamente con su público y en el que el público pudiera en ese caso recompensar directamente al autor. Un mundo en el que nuevos agentes de recomendación y filtrado guiaran a un público ávido entre una oferta cada vez más rica.

Había soñado un mundo así, y creí que la digitalización del proceso editorial podría proporcionarlo: la digitalización de las obras, claro, pero también la de los mecanismos que las llevan hasta el público. Por creerlo así, desde el lejano comienzo de mi sitio web me dediqué a explorar esos temas, y por eso desde hace ya once años fui sistematizando mis indagaciones en un blog.

Se habían previsto problemas en ese proceso, claro, y todos y cada uno fueron haciendo su entrada: irrupción de poderosos agentes de fuera del sector editorial español, lenta y escasa adaptación de los operadores locales a una revolución digital ajena, mantenimiento de las fronteras para las obras, barreras a la comunicación de libros entre los lectores, digitalizaciones reprivatizadoras de obras en el dominio público por parte de la Administración, dispositivos que encadenan las obras compradas, nuevos canales cuasimonopolísticos de adquisición y lectura de libros…

Sería injusto no señalar igualmente que mientras tanto se ponían gratuitamente en la Red cientos de miles de obras, que aumentaban los sistemas de contacto entre lectores (mediante clubs de lectura y similares), que algunos autores y editores empezaban a gestionar bien la relación con su público…

Pero el saldo general no me parece satisfactorio, y tampoco me parecen positivas las tendencias que se apuntan, como la destrucción de un sistema que funcionaba, aunque imperfectamente (librerías, ciertas editoriales), para ser sustituidas por el ascenso de conglomerados prácticamente monopolísticos desde el punto de vista empresarial y tecnológico. Puede ser que estemos entre las convulsiones de una época que está alumbrando algo diferente, pero algunos rasgos de este nuevo mundo son más bien para echarnos a temblar.

Resulta que la Sargento Margaret de la Patrulla de salvación me pidió que respondiera a unas preguntas relacionadas con esto de la edición, y cualquiera se niega…

Bien: me negué. Al día siguiente, y con la certeza de ser obedecidos que tienen los que han cursado la carrera de armas, me indicó la conveniencia de deponer mi actitud. No quise un tercer aviso, y empuñé la pluma. No sé cómo, en vez de contestar a lo preguntado, me encontré recordando el estado de ánimo que me había llevado, hace ya años, a ocuparme de estas cosas. Y el texto que salió, de carrerilla, fue éste.

Ayer lo publicó la Patrulla, abriendo una serie bajo el sugestivo título de “La transición ¿lampedusiana? del libro”. Seguirán las respuestas al cuestionario que han dado mis colegas Silvano Gozzer (Anatomía de la edición), Arantxa Mellado (Actualidad Editorial) y Fernando García (Sin Tinta, El País).

Etiquetas: , , ,

“No me gusta corregir ni tachar”

07 marzo 2012 11:11


#autor
#autor

No hay obra en que yo haya tardado más de veinte días. No me gusta corregir ni tachar. Las cuartillas téngolas numeradas de antemano [...]; para que juzgue usted cómo escribo, le diré a usted que cuando tengo dos o tres capítulos escritos, envío la obra a la imprenta.

(Ramón María del Valle-Inclán, 1915)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: ,

“A todo poeta debería prohibírsele”

29 febrero 2012 11:11


#autor

Recuerdo la proposición de Eduardo Torres consistente en que a todo poeta debería prohibírsele, por ley o decreto, publicar un segundo libro mientras él mismo no lograra demostrar en forma concluyente que su primer libro era lo suficientemente malo como para merecer una segunda oportunidad.

(Augusto Monterroso, 1986)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas:

“Las horas que se gastan en leerle”

25 enero 2012 17:17

#lectura #autor

Si a dos palabras nos cansa un hombre tibio y frío, quánto más nos cansará un libro nescio y prolixo. Aun un truhán frío con sus frialdades nos haze reír, mas con un libro frío y desgraciado no podemos sino raviar y murmurar, digo murmurar del tiempo que se gastó en escrivirle y las horas que se gastan en leerle.

(Fray Antonio de Guevara, 1539)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: , ,

“Si le ha gustado el libro, cuénteselo a su vecina”

18 enero 2012 11:11

#editor #autor
#publicidad

Es tal la cantidad de libros que se publican que no caben en los puntos de venta. Eso hace que, los que no venden rápido y sostenido, desaparecen enseguida para dejar paso a otros que prueben fortuna. Sólo se mantienen los que aguantan, y eso teniendo en cuenta que el aguante está entre los tres y seis meses. Después, vuelva usted por ese libro que le llamó la atención el otoño pasado y ya veremos si lo encuentra. La técnica del best-seller se aplica ya indiscriminadamente a todo libro: «Vender la mayor cantidad de libros posible en la menor cantidad de tiempo posible». Si no se logra, al tacho; y una vez logrado, al tacho también, que llega el siguiente. La lucha, pues, del editor y el autor está en conseguir que el famoso «boca a boca» salve al libro, tanto si es literatura de consumo como arriesgada invención literaria, por un semestre al menos. Y hablo sólo de literatura, porque es lo que mejor conozco, pero en los demás géneros ocurre tres cuartos de lo mismo. El mensaje es: si le ha gustado el libro, cuénteselo ─pero urgentemente─ a su vecina o vecino. Este eslogan viene del mundo del detergente, ya lo sé, la diferencia está en la urgencia, porque libros hay decenas de miles y marcas de detergente sólo unas pocas, así que tienen más margen.

(José María Guelbenzu, 1999)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: , , , ,