Un buen comienzo…

13 mayo 2008 9:09

Con este nombre Nórdica Libros ha publicado un bonito folleto en edición no venal para presentar sus novedades de primavera. Se trata de una recopilación de principios de obras famosas:

En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…

Alguien debía de haber calumniado a Josef K. porque, sin haber hecho nada malo, fue detenido una mañana…

Fue en aquella época cuando yo vagaba pasando hambre por Christiania, esa extraña ciudad que nadie abandona hasta quedar marcado por ella…

La primera y la segunda son conocidas. La tercera pertenece a Hambre, de Knut Hamsun. Pero, ¿y ésta?:

Dos caras, como algunas personas, tiene la parroquia de San Sebastián…

¡Exacto!: de Misericordia de Galdós.

Una de las obras que se presentan pertenece a la categoría de “libros ilustrados para adultos” en la que está destacando Nórdica. Se trata de El proceso, de Kafka, en traducción de Miguel Sáenz y con preciosas ilustraciones de Bengt Fosshag.Y he aquí el booktrailer, es decir: la película de las ilustraciones del libro.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=b0iuS7MTAgg]

Tipografía líquida

12 mayo 2008 20:20

Las letras líquidas de Bestiario.

Las etiquetas de los lectores

12 mayo 2008 11:11


Hay un procedimiento muy extendido en la llamada “Web social” o “Web 2.0”, que es el etiquetado: los usuarios marcan cosas con sus etiquetas o tags para que luego ellos mismos (u otros) las encuentren. Hay sitios para etiquetar cualquier tipo de contenido (como Del.icio.us) y otros que utilizan las etiquetas para conjuntos específicos.

Los libros son uno de estos casos. Los pueden etiquetar los usuarios de una librería virtual como Amazon, igual que los del sitio de catalogación de bibliotecas personales LibraryThing (a la que ya conocemos por su reconstrucción de bibliotecas del pasado).

Pues bien: Tim Spalding, creador de LibraryThing ha publicado un interesante post comparando qué han etiquetado del mismo libro los usuarios de Amazon y los de su sitio. El libro es Godless: The Church of Liberalism, de Ann Coulter; el enlace anterior lleva a las etiquetas de Amazon (imagen superior), y el siguiente a las de LibraryThing (imagen inferior).

Spalding observa primero que las etiquetas (más de 800 en Amazon) tienen una estructura familiar: hay pocas con muchas apariciones (odioso, 140, mentiras, 110, propaganda, …) y muchísimas que aparecen una sola vez. Pero lo más sorprendente es el tipo de etiquetado en uno u otro sitio. La obra es controvertida, pero los lectores de Amazon la etiquetan con juicios de valor, mientras que los de LibraryThing lo hacen con conceptos más objetivos (adscripción de género y tema, por ejemplo).

A diferencia de los metadatos bibliotecarios, que pertenecen a conjuntos cerrados y consensuados, el etiquetado social permite crear etiquetas prácticamente ad hoc. Y este libro de Ann Coulter es un ejemplo perfecto del uso que hacen de esta libertad distintos tipos de lectores.

La triste aritmética de la lectura

10 mayo 2008 13:13

Alegoría del Cálculo (Madrid)


En el blog Tecnología, mundo y otras pesadillas leo el post titulado La triste aritmética de la lectura. He aquí su meollo:

Supongamos que puedo leer 8 libros cada mes, esto es una suposición generosa pero no imposible. Muy bien, con 8 libros al mes podría leer unos 96 libros al año, ¡Fantástico!, 100 libros (redondeando) al año está muy bien, sigamos; esto podría suponer unos 6000 libros a lo largo de toda una vida con 60 años de lectura a 8 libros por mes. ¡Que tristeza!, apenas una sola estantería de 2 x 6 en un salón, y eso siendo muy generoso.

Mmm… ¡Y además hay que contar, sólo en España, con una producción anual de decenas de miles de títulos. En otras palabras, y citando en latín al griego Hipócrates: Ars longa, vita brevis

Microescrituras dolosas

08 mayo 2008 11:11


Robert Walser combatió los fantasmas de su cerebro a través de la realización de unas microescrituras (o microgramas) a lápiz que en español ha editado Siruela en tres volúmenes.

Más culposas (aunque no menos meritorias) son estas otras microescrituras: se trata de chuletas para el examen de una asignatura de ingeniería, cuyo uso detectó un profesor sagaz, a lo que siguió su inmediata confiscación (c. 1980). Destaca en ellas la cuidadosa elaboración, la legibilidad de la letra a pesar de su tamaño, el acertado uso de las dos tintas para gráficos y esquemas y, por fin, la variedad de soportes: las hojas exentas o el minúsculo cuaderno. (Gracias, Bébel).

Authonomy, de HarperCollins

07 mayo 2008 19:19


Authonomy es un nuevo sitio de HarperCollins, aún en beta restringida, creado con el propósito de que los autores noveles publiquen un capítulo de sus obra y reciban comentarios del público.

Como señala BookTwo, éste no es el primer caso en que se intenta un movimiento parecido. El problema es que los escritores noveles tiene generalmente miedo a exponer públicamente sus obras… entre otras cosas por temor a que les copien. Pero sin exposición pública no hay publicidad, ni debate. En cualquier caso, el sitio parece estar siendo concienzudamente preparado y probado antes de la apertura.

¿Qué puede obtener HarperCollins de un proyecto como éste? No está muy claro, pero hay algo fuera de toda duda: que algo prepara uno de los grupos editoriales más innovadores del mundo.

Calleja, el editor

06 mayo 2008 11:11


Enrique Fernández de Córdoba y Calleja,
Saturnino Calleja y su Editorial. Los Cuentos de Calleja y mucho más,
Madrid, Ediciones de la Torre, 2006.

ISBN: 8479603461. ISBN-13: 9788479603465


No abundan los libros dedicados a las editoriales. Por eso me ha sorprendido muy agradablemente esta preciosa obra a todo color y en tapa dura, dedicada a una de las más importantes editoriales españolas.

El autor de la obra es nieto del editor Calleja, y presenta así su obra::

Saturnino Calleja fundó, en 1876, la editorial más popular, durante 70 años, en lengua española. Enseñó a leer (y otras muchas cosas) a numerosas generaciones infantiles, con sus económicos y atractivos libros pedagógicos (muchos escritos por él), y las acostumbró a leer, con sus innumerables y baratos cuentos.

Fue el líder de los maestros y luchó por mejorar su situación que justificaba el humillante dicho «tener más hambre que un maestro de escuela».

Influyó en la educación de la infancia y de la juventud como seguramente ningún otro español haya hecho nunca.

Estamos ante una obra que recorre con curiosidad y una extensa documentación múltiples aspectos de la vida de la editorial: desde documentos legales relacionados con su fundación y fotos de familia hasta folletos de colecciones, carteles murales, y por supuesto muchas portadas e interiores de libros.

La riqueza y variedad de las obras editadas por Calleja es inmensa; formatos variados, tamaños diferentes, todo tipo de modalidades: revistas (como la excelente Pinocho de 1925), desplegables (los divertidos títulos de Calleja Cine, plegados en acordeón, de antes de 1930, auténtico multimedia avant la lettre), colecciones de libros (como las de Salgari)…

Una parte importante de la labor editorial de Saturnino Calleja estuvo alentada por su deseo de reformar la enseñanza. Fundó y dirigió la revista La Ilustración de España que iba acompañada por el boletín El Heraldo del Magisterio. También creó la Asociación Nacional del Magisterio Español y organizó la Asamblea Nacional de Maestros. Sobre este tema puede verse también: Julio Ruiz Berrio (director), Anastasio Martínez Navarro, Carmen Colmenar, Miryam Carreño, La Editorial Calleja, un agente de modernización educativa en la Restauración, Madrid, UNED, 2002.

Por último, recordemos que la editorial no sólo publicó obras didácticas y literatura para niños, sino también obras clave como la primera edición española de El hombre que fue Jueves de Chesterton, en traducción de Alfonso Reyes.

Saturnino Calleja y su Editorial es una obra clave que retrata una de las acciones editoriales más influyentes sobre España e Hispanoamérica que nunca hayan existido.

Audiolibros en el dominio público gratis

06 mayo 2008 9:09


El sitio LibriVox apuesta por la “liberación acústica de libros en el dominio público”, y aspira (con la modestia que es propia de las declaraciones de los sitios Web en estos días) a “hacer accesibles todos los libros en el dominio público como audiolibros gratuitos”. (Vía Libros electrónicos).

Al igual que otros sitios de audiolibros en la Red, LibriVox está mantenido por voluntarios. Los textos provienen sobre todo del Project Gutenberg, y las grabaciones, en MP3, son alojadas en el Internet Archive y en ibiblio.org.

Aunque la mayoría de los textos son en inglés, existen también obras en español, como el Quijote.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la extensión del uso de los audiolibros depende mucho de cuestiones culturales. Hay mercados, como el anglosajón, en el que existen desde hace décadas (primero como cassettes, cluego CDs, etc.), pero en el ámbito hispanohablante son más infrecuentes.

Canon de lata

04 mayo 2008 10:10


En el Victoria and Albert Museum de Londres, precioso lugar dedicado a las artes aplicadas, hice un hallazgo en la sección de objetos de lata. Al lado de juguetes y cajitas había un conjunto de ocho libros pulcramente reunidos mediante una correa, a los que una oportuna etiqueta fechaba en 1901.

Se trataba de los siguientes:

History of England
Pilgrim Progress (la alegoría religiosa de Bunyan)
Burns (supongo que el poeta escocés Robert Burns)
Pickwick Papers
Robinson Crusoe
Gulliver Travels
Self Help (¡no sabía que los libros de autoayuda tenían más de un siglo de antiguedad!*)
Shakespeare

El hecho de que se trate de una caja de lata que fingía ser un paquete de libros no debe distraernos (antes al contrario) del canon que configuran, a saber: 1 libro de Historia, 1 práctico, 1 religioso, 1 teatral, 1 de poesía y 3 de narrativa, dos de ellos (o quizás los tres) auténticos “clásicos juveniles”.

Y el enternecedor hecho de que para crear un escondrijo en el seno del hogar, el hábil fabricante recurriera a una presencia común en él: un grupo de libros de lectura obligada…



* Me quedé pensando tras escribir lo de los libros de autoayuda… Una pequeña investigación (en relidad inmensa, pero accesible gracias a la disponibilidad de elementos de búsqueda en la Red) me informó de que toda la autoayuda viene del libro homónimo de Samuel Smiles, Self-Help, publicado en 1859 y por suerte disponible íntegramente en Google Libros.

El libro fue un éxito tremendo, que llevó al autor a escribir otras obras del estilo, entre las que destacan Character [‘carácter’] (1871), Thrift [‘economía’] (1875) y Duty [‘deber’] (1880). Y un dato curioso: el libro fue pronto traducido al japonés. Dice la Britannica:

Después de la restauración Meiji empezaron a aparecer traducciones de obras no literarias de lenguas europeas. El ejemplo más famoso fue la traducción (1870) de Self-Help, de Samuel Smiles; se convirtió en una especie de biblia para ambiciosos jóvenes japoneses ansiosos de emular los ejemplos occidentales de éxito

Creo que lo aprovecharon bien…

La lengua de los fantasmas

03 mayo 2008 10:10

A mí me gusta escribir historias de fantasmas. No hay nada que sea más adecuado a una historia de fantasmas que una lengua moribunda. Cuando menos viva está la lengua más vivos están los fantasmas. Los fantasmas adoran el yídish; todos lo hablan. Por otra parte, yo creo en la resurrección de los muertos. Yo estoy seguro de que el Mesías vendrá, y entonces millares de muertos hablantes de yídish saldrán de sus tumbas y formularán directamente una pregunta: “¿Hay nuevos libros en yídish?”.

Isaac Bashevis Singer (1904-1991), discurso de recepción del Premio Nobel en 1978.

Acaba de aparecer El yídish, historia y gramática de una lengua judía, de Joan Ferrer (Gerona, Universitat de Girona, Observatori de las llengües d’Europa y de la Mediterrània, colección Linguae Mundi, 2008).

Es la primera gramática publicada en español del yídish, lengua que hablaron los judíos desde la Edad Media hasta el Holocausto, formada a partir del altoalemán medieval con elementos de otras lenguas eslavas y del hebreo. El libro contiene también una completa historia lingüistica y cultural del yídish.

El yidish tiene una rica literatura. Hoy en día la lengua está desapareciendo.