Los libros de Cortázar, más cerca

27 noviembre 2009 9:09

Hace dos años glosé una exposición barcelonesa sobre los libros de Cortázar: “La muestra reúne libros de Cortázar (traducciones y ediciones variadas), otros ajenos que le dedicaron sus autores, pero sobre todo libros que leyó Julio Cortázar, y que anotó sobre la marcha”.

Por fortuna, El Centro Virtual Cervantes ha hecho una versión virtual de la exposición comisariada por Jesús Marchamalo, que permite acercarse al contenido de los libros que poseyó el autor argentino. Por ejemplo, las anotaciones (ya conocemos algo sobre quienes escriben en los libros): la imagen superior es de un ejemplar de Poesía y literatura de Cernuda. El comentario de Cortázar es bastante revelador…

Un tipo de anotación de gran interés es la que dirige a los editores y correctores, a veces denominados por su nombre y apellido. La imagen inferior pertenece a Confieso que he vivido, de Neruda (Seix Barral, 1974):

Cuestión aparte son los objetos encontrados en el interior de los libros, como la flor seca en una Anthologie des poètes du xix siècle:

Etiquetas: ,

El arte de vender libros al hombre fatigado

12 noviembre 2009 9:09

En Estados Unidos acaba de aparecer un libro dedicado a la historia de la publicidad de libros en ese país. Su autor es Dwight Garner, quien (nos enteramos por Paper Cuts) es el responsable del rastreo de publicidad en el New York Times que dio lugar a una interesante antología de anuncios de libros.

La obra, se llama Read Me. A Century of Classic American Book Advertisements, es decir: Léeme (¿recuerdan el reciente post sobre los libros solicitadores?). Un siglo de anuncios clásicos de libros americanos. Su introducción está accesible por línea.

Uno de los primeros casos norteamericanos de éxito fue La cabaña del tío Tom, publicada en 1852 en forma de libro tras haber salido el año anterior por entregas en una revista. La respuesta del público fue muy grande (300.000 ejemplares inmediatamente vendidos) y su aparición provocó que se escribieran en vez de las breves noticias habituales en prensa, largas columnas empujando a su lectura. El eco fue tan grande que en seguida aparecieron canciones, muñecas y todo tipo de lo que hoy llamaríamos merchandaising en torno a la obra. La publicidad no hizo más que reflejar y explotar este estado de cosas.

Pues bien: el libro de Garner se inscribe en la oleada moderna de comercio del libro que inauguró este éxito, aunque centrado en el siglo XX. Su reflexión es básica para recordar cómo muchos libros hoy famosos no existieron hasta que el complejo aparato de publicidad y promoción no hizo su trabajo.

Pero además aporta datos preciosos sobre la construcción social de la lectura.El ejemplo inferior (de 1934) muestra el anuncio de “La biblioteca del hombre de negocios fatigado”: “Por el bien de su salud, por el bien de su trabajo, descubra el secreto de de muchos hombres famosos que refrescan sus mentes con libros excitantes como éste”. ¿Se imaginan una publicidad actual que haga hincapié en que la lectura refresca?

Etiquetas: , , ,

Los muchos libros

06 noviembre 2009 11:11

Me lo han enviado por email (gracias Vctor), sin autoría, y con no muy buena calidad, pero esta imagen me ha impactado.

Me da igual que la acción transcurra en una librería o en una biblioteca, o incluso en la propia biblioteca de uno. ¿No se ve aquí tanto la solicitación de los editores, como la de los autores, o (si se me apura) hasta de los mismos personajes de las obras? Todos gritando y reclamando a ese ser aislado y un tanto asustado que es el Lector…

Veo aquí también una plasmación muy plástica de la llamada economía de la atención: en momentos de sobreproduccion de todo, sólo hay algo realmente escaso, la atención del destinatario.

Buen fin de semana. 

Etiquetas: , , , ,

Erasmo en España

16 febrero 2009 9:09


Erasmo de Rotterdam (1466-1536) ejerció una influencia asombrosa en España en el primer cuarto del siglo XVI, y eso supuso un rayo de esperanza para la libertad de pensamiento y la crítica a formas nefastas de religiosidad. No podía durar, y no duró: se puede leer la historia y su desenlace en fragmentos escogidos de Américo Castro. La Inquisición y su censura se cebaron en la obra del de Rotterdam, hasta tal extremo que abundan los ejemplares de libros censurados (en el ejemplar de abajo se ha tachado el nombre de Erasmo en todas las páginas, aunque un propietario posterior lo restituyó al margen).



Pues bien, luchar contra el olvido y la censura es el objetivo del proyecto del que vamos a hablar: BIBLIOTHECA ERASMIANA HISPANICA «Erasmo en las bibliotecas españolas actuales e históricas». Este sitio web de la Universidad de Córdoba reúne información por una parte sobre los ejemplares de las obras de Erasmo que se encuentran en bibliotecas actuales, y por otra acerca de los ejemplares que existieron antiguamente tanto en posesión de libreros como de comerciantes, campesinos y otras muchas profesiones que se pueden buscar independientemente… Las fuentes de estos últimos datos son muy variadas: documentos de venta, inventarios post mortem, …

El objetivo de la recopilación de datos es el siglo XVI, aunque también contiene informes valiosos sobre los siglos XVII y XVIII. Además de servir de guía y pasarela hacia muy diversas colecciones actuales que contienen libros de Erasmo, se han digitalizado materiales de especial utilidad, como el Índice de libros prohibidos y expurgados de 1612. De él proviene la nota que reproducimos abajo, y que habla por sí sola…

Terminamos con Américo Castro:

Sin Erasmo, el siglo XVI habría sido otra cosa en Europa: Cervantes y Montaigne, para no citar más que dos ejemplos de primer orden, le deben buena parte de su formación.

Etiquetas: , , ,

Los libros de Hitler

24 enero 2009 18:18


Bajo el titulo Los libros de Hitler reseñamos en Libros y Bitios la obra de Timothy W. Ryback, Hitler’s Private Library. The books that shaped his life.

Se trata de un interesante estudio sobre la configuración histórica de la biblioteca de Hitler, que plantea también la cuestión metodológica de cómo se pueden hacer deducciones, a partir de un conjunto de libros, sobre su poseedor. La historia de la dispersión de estos libros tras la derrota alemana es también la del reparto de un curioso legado entre distintas instituciones bibliotecarias…

Etiquetas: , ,

Biografía lectora

26 septiembre 2008 9:09


Creo que me enteré por primera vez a través de El Bibliómano: Art Garfunkel, el cantante conocido sobre todo por el duo Simon and Garfunkel, ha estado llevando una relación de todos los libros que ha leído desde los sesenta. Están reunidos en la web Art Garfunkel Library.

Me ha hecho mucha gracia repasar las listas, por lo que coinciden con lo que recuerdo de mis propias lecturas por esos años (por suerte o por desgracia, no he apuntado todo lo que he venido leyendo). Pero parece que en un momento dado todos estábamos leyendo a Fromm o a Jung, en otro Juan Salvador, gaviota (bueno: yo nunca, pero sí a mi alrededor), en otro a Lorenz y a Vonnegut… Y el flujo constante de clásicos que recorre todas las épocas: Dickens, Dostoievsky, Henry James…

Supongo que habrá estudios sobre biografías lectoras: cómo cambian las lecturas a lo largo de la vida; adolescencia, madurez, vejez. También debe de haberlos sobre los libros que se leen en todo el mundo en un momento, por encima de barreras de fronteras y de lenguas: no pienso tanto en best-sellers como en libros que reflejan ideas en expansión, o modos de vida. Si los hay, yo no los conozco, pero el repaso de la lista de los libros leídos por el cantante judío neoyorquino me ha hecho pensar en estas cosas.

Etiquetas: ,

El mundo del libro en grafos

05 junio 2008 10:10

El punto de partida fue encontrarme en ¿Qué me cuenta mi librero? la referencia a la ilustración superior, de Mauro Entrialgo, sobre los libros editados, expuestos, comprados y leídos en la Feria del Libro (en estos momentos se celebra la de Madrid).

Tras reírme un buen rato, pensé que el gráfico estaba muy bien, pero que el concepto de leídos es ambiguo, como mínimo: muchos libros no se compran para ser leídos inmediatamente (hay quien aprovecha la Feria, y se compra una novela para las vacaciones), y otros son, sencillamente de consulta.
Pero luego empecé a pensar en términos de grafos, y se me ocurrió representar visualmente el mundo del libro español. En el gráfico se representan la totalidad de los títulos editados en el espacio de ocho años, calculando a 35.000 por año. La realidad es de casi el doble, pero muchos títulos editados son reediciones, y otros no están destinados a ir a las librerías. Tenemos, así, un cuadrado de 14 x 20 = 280.000 títulos editados en estos ocho años.

¿Cuántos de estos están en las librerías? Pongamos que para una gran ciudad (Madrid o Barcelona), una librería muy grande tiene 70.000 títulos, 20.000 una mediana y 5.000 una pequeña. Aquí están representadas las tres (gracias, Txetxu, por las cifras).

¿Y las bibliotecas personales, las que tenemos en nuestras casas? He representado una de 500 libros, la cifra que marca el Informe Pisa con una influencia positiva sobre la lectura de sus moradores. Aunque recordemos que el 7% de los alumnos españoles viven en hogares con menos de 10 libros (que en el gráfico sería imperceptible). He marcado también un límite superior, la biblioteca personal de gente con muchos libros, en 10.000 títulos (línea intermitente): sí, más que algunas librerías…

Bueno: incluso teniendo en cuenta que muchas librerías (y no pocas bibliotecas personales) tienen libros editados en otros países, he aquí una primera radiografía visual del mundo del libro en España.

Etiquetas: , , , ,

La triste aritmética del habitáculo

14 mayo 2008 8:08


Más cifras sobre libros. Leo en el blog Bibliodiversidad un comentario del editor Jorge Ruiz Morales sobre los libros que hay en los hogares relacionados con sus habilidades lectoras, en España, todo según el Informe Pisa:

el 7% de los alumnos viven en hogares donde hay menos de 10 libros. Estos alcanzan una puntuación media de 407. Pero esta cifra sube hasta los 542 puntos en los hogares con más de 500 libros (9%). Pero es que esta diferencia de 135 puntos ¡es la más elevada de todas las constatadas en el Informe atribuibles al contexto socioeconómico!

Es decir: la presencia de abundantes libros en el hogar es un factor positivo para las habilidades lectoras en los jóvenes, aún mayor que otros como el nivel de estudios de los progenitores.

Pero, claro: ¿quién puede tener los 500 libros?:

El tamaño medio de los pisos visados para construir en 2007 [en España] se situó en 98,3 metros cuadrados, Si nos remontamos a la serie histórica desde el año 2000, los datos revelan un descenso del tamaño medio de los pisos de un 6,8%. Así, se pasó de 105,5 metros cuadrados en el año 2000 a los 98,3 citados del 2007. Parece que falta espacio para libros en los hogares españoles.

Alternativas: ¿bibliotecas públicas, libros electrónicos?… No parece muy fácil poder llegar a las máximas cifras de lectura

Etiquetas: ,

Las bibliotecas de los muertos

14 abril 2008 10:10


Ya hemos hablado alguna vez de los sitios web que permiten catalogar nuestras bibliotecas personales.

Uno de ellos, LibraryThing, tiene un grupo de voluntarios llamado I See Dead People['s Books] (‘Veo los [libros de los] muertos’) que se dedica a integrar en su sistema las bibliotecas supervivientes de personalidades del pasado. Por ejemplo: la de María Antonieta (con 700 y pico libros, que corresponden a las temáticas expuestas en la nube de etiquetas superior) o la de Hemingway (con 7.000 y pico libros). En la de este último, y a juzgar por la nube de autores inferior (detalle) abundaban los libros de Andersen, Sherwood Anderson, Balzac… y nuestros Baroja y Barea. Hay otras bibliotecas en proceso de creación, como la de Joyce o la de Walter Scott.


Pues bien, el sitio permite también comparar bibliotecas, y de este modo podemos saber qué libros tenían en común la biblioteca de Hemingway y la de Scott Fitzgerald, o la biblioteca que tiene usted en su casa con la de cualquiera de ellos dos (vía el blog de LibraryThing).

LibraryThing, que anuncia tener catalogados 25 millones de obras es todo un fenómeno de redes sociales relacionadas con los libros, y acaba de aparecer su sitio en español.

Etiquetas: ,

Subrayados

11 noviembre 2007 11:11


“Puede que leamos los mismos libros,
pero subrayamos pasajes completamente diferentes…”


Una de las muestras de humor de New Yorker: intelectual, fino y satírico. Y, como es frecuente en la revista, dando en el clavo: no es lo que leemos, sino cómo lo leemos, qué destacamos de lo que leemos. El subrayado y anotado de los libros que uno lee es una práctica extendida: alguna vez he citado sobre ella H.J. Jackson, Marginalia. Readers Writing In Books, New Haven, Yale University Press, 2001, útil pero insatisfactorio.

Y luego: la comunidad de lecturas como muestra de la comunidad de intereses, o (en el contexto del chiste, en el prototípico mundo intelectual neoyorquino), de afinidades, incluso amatorias…

Etiquetas: , , ,