“Jamás he ganado cosa alguna con mis libros”

17 noviembre 2010 12:12

Yo, hasta ahora, jamás he ganado cosa alguna con mis libros. De los primeros he vendido hasta cinco o seis ejemplares; de los últimos vendo algunos más, pero nunca lo bastante para costear las ediciones. Todas mis esperanzas están puestas en un libro que publicaré dentro de algunos días: La sonata de primavera. Seguramente se venderán algunos centenares de miles, y con el dinero que me dejen, pienso restaurar los castillos del Marqués de Bradomín y comprarme un elefante blanco, con una litera dorada, para pasearme por la Castellana..

(Ramon María del Valle-Inclán, 1904)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: ,

Escritura en pantalla

16 noviembre 2010 12:12

La evolución de las interfaces de la lengua escrita es una fuente constante de sorpresas. Comencemos con que el teclado QWERTY no tiene nada de natural (aunque, bien pensado, tampoco la escritura a mano con el alfabeto latino es muy natural). Sin embargo, el hecho de que sea prácticamente universal ha sido la causa de que se mantenga al pasar de la máquina de escribir al ordenador, y luego a los dispositivos que se pueden tener en la mano, como teléfonos avanzados.

En estos aparatos el problema, sin embargo, es el tamaño. De poco puede servirme saber que la a acecha al borde de mi meñique izquierdo si las letras están tan juntas que puedo pulsar cualquier cosa. Ya vimos el sistema Swype, que manteniendo la filosofía QWERTY intenta resolver esta cuestión.

Vía Barrapunto me entero de la aparicion de 8pen. Se trata de un sistema que se ha replanteado toda la interfaz. Las letras están repartidas en un aspa con las más frecuentes (en inglés) cerca del centro. La selección de cada letra se produce mediante giros (lo mejor es ver el video inferior). No costaría mucho crear una disposición semejante que tuviera en cuenta la frecuencia de las letras en español, y nuestros caracteres propios.

Etiquetas:

E-learning en las administraciones públicas: jornadas en Zamora

15 noviembre 2010 9:09

En Zamora, los próximos 17 y 18 de noviembre se celebran las 4as jornadas e-learning en las administraciones públicas.

La transferencia de habilidades y conocimiento vía el ordenador y la red, o e-learning, es uno de los terrenos prácticos en los que se puede sacar más partido de muchos aspectos de la edición digital.

Las jornadas presentan el siguiente programa:

miércoles, 17 noviembre

10:00 h Conferencia Inaugural, Blogs.
Enrique Dans (www.enriquedans.com)

11:00 h Conferencia, Creatividad e Innovación, aplicada al e-learning
Maruja Gutiérrez-Díaz Jefa de Unidad de la Dirección General de Educación y Cultura de la Comisión Europea.

12:15 h Mesa–debate, Redes Sociales
Nick Kearny (modera)
Emilio Márquez Espino Fundador y responsable de Networking Activo. (www.emiliomarquez.com)
Alfonso Alcántara, Coach y consultor en empleo 2.0, desarrollo profesional, redes sociales y productividad. (http://yoriento.com)

15:30 h Conferencia, Propiedad Intelectual e Internet
Carolina Pina Sánchez, Garriges Abogados y Asesores Tributarios. Máster de Propiedad Intelectual, Universidad Autónoma de Madrid. Speaker en la Conferencia Anual del “New York Bar” (Colegio de Abogados de Nueva York) sobre derechos de Imagen.

16:30 h Mesa Debate, Propiedad Intelectual y Open Educational Resources
Zulima Sánchez (modera) Vicegerente de la Fundación General de la Universidad de Salamanca. Profesora contratada Doctora de Derecho Administrativo. Universidad de Salamanca.
Juan Pablo Aparicio Vaquero Profesor contratado doctor de Derecho Civil. Universidad de Salamanca.
Luís Sanz Acosta Magistrado del Juzgado de lo Mercantil de Salamanca. Profesor de Derecho Mercantil. Universidad de Salamanca.
Saúl Torrecilla Iglesias Abogado de Cedro.

17:30 h Conferencia, Los contenidos digitales y el E-books aplicado a la enseñanza
Elena Mosa ANSAS (Italia) Agenzia Nazionale per lo Sviluppo dell’Autonomia Scolastica. (www.indire.it)

18:45 h Conferencia, La evaluación de la Formación on-line
Pilar Pineda Herrero Universidad Autónoma de Barcelona.

jueves, 18 noviembre

10:00 h Conferencia, La web 2.0 aplicada a la enseñanza
Gorka Palacio Catedrático de Tecnologia Audiovisual. Universidad del País Vasco.

10:45 h Mesa debate, Web 2.0
Faraón Llorens Largo (modera) Vicerrector de Tecnología e Innovación Educativa. Universidad de Alicante.
Carina Soledad González Profesora del Departamento de Ing. de Sistemas. Universidad de La Laguna.
Tiscar Lara Vicedecana de Cultura Digital en la Escuela de Organización Industrial EOI. (www.tiscar.com)
Ángel Fidalgo Informático y profesor colaborador de la Universidad politécnica de Madrid. Laboratorio de Innovación en Tecnologías de la Información.  (http://innovacioneducativa.wordpress.com)

12:00 h Mesa Redonda, El futuro de la formación on-line en las Administraciones Públicas
Francisco José García Peñalvo (modera) Profesor Titular de Informática y Automática. Universidad de Salamanca.

12:30 h Conferencia, Itinerarios formativos
Iñigo Babot (www.babot.info)

15:30 h Conferencia, Integración de las TIC en el ámbito educativo
ITE Ministerio de Educación.

17:00 h Panel, Las redes sociales aplicadas al aprendizaje de idioma: Proyecto MYELVIN
Juan Carlos González González Director de la Escuela de Administración Pública de Castilla y León. (www.myelvin.eu)

17:30 h Conferencia
José Antonio Millán.

Etiquetas: , , ,

Las cifras de la “piratería”

12 noviembre 2010 9:09

Nos alarmaban hace unos días:

La industria de contenidos asegura que la ‘piratería’ en Internet sigue aumentando. Denuncia que las descargas de libros se han duplicado en seis meses

Resume tan bien Barrapunto, que me limito a citarla:

Mentiras, mentiras podridas y estadísticas son los tres grados de la falsedad. Tras analizar la manipulación periodística sobre el “estudio de piratería de IDC”, Ricardo Galli analiza el propio estudio y llega a la conclusión de que las estadísticas del estudio están hechas sobre una metodología sesgada. Según estos datos, el valor real de lo pirateado es casi 20 veces el volumen de negocio, y si se calcula las ventas que de verdad se pierden (que ellos llaman “potencial legalizable sin piratería” y estiman en un 64% de las descargas calculadas), el mercado anual de la música debería ser 3.678 millones de euros al año, más de 12 veces el número real, y más de 4.6 veces los números del record histórico en España. El efecto de la “piratería” sobre la venta de libros es igualmente inventado. Vale la pena leer todo el artículo, sobre todo si eres Ministro de Cultura o de Industria y Tecnología.

Llega Impure

11 noviembre 2010 9:09

La empresa barcelonesa Bestiario está especializada en visualización de datos. Entre sus obras están tres procedimientos complementarios de visualización del Archivo de la Junta para Ampliación de Estudios (1907-1939) [disclaimer: participé en ese proyecto].

Ahora ha emprendido una nueva aproximación creando, no una visualización concreta, sino una herramienta de Internet que permita a la gente crear sus propios proyectos interactivos de visualización: Impure. La presentó El País hace poco. Es una herramienta visual, alojada en la Web, y no hay que saber programación para manejarla (bueno, algunas nociones…).

En la imagen superior se puede ver una de las aplicaciones creadas con Impure: se trata de la comparación del léxico de tres sitios web dedicados a la visualización de datos. El gráfico muestra la presencia relativa de términos clave: Infosthetics usa art mucho más que Wizworld o Flowingdata, mientras que este último usa data más que los otros dos, aunque también esté presente en ellos. Lo mejor es manejar directamente el gráfico dinámico. Impure está en fase de pruebas alpha, y los usuarios que quieran probarlo deben solicitarlo en su web.

Etiquetas:

“Pensé que mi trabajo consistiría en leer libros”

10 noviembre 2010 9:09

Un amigo editor, recién fichado por uno de esos megagrupos que conciben la publicación de libros como una expendiduría de churros, me confesaba hace algunos años sus perplejidades: “Es algo alucinante. Nos pasamos el día entero reunidos. Primero una reunión con los responsables del marketing, para diseñar la estrategia publicitaria del inminente best-seller. Después, una reunión con los distribuidores, a quienes tratamos de convencer de que ese best-seller va a ser la caraba. Tras un pequeño refrigerio, nos reunimos con los comerciales, explicándoles los trampantojos y embelecos que deben emplear para camelar a los libreros y colarles el bodrio en cuestión. Hacia el final de la mañana, el jefazo nos convoca en su despacho, para que le rindamos cuentas sobre lo acaecido en las anteriores reuniones. Y así un día tras otro. A la semana siguiente publicamos otro best-seller y se repiten las mismas reuniones, en las que se vuelven a diseñar las mismas estratagemas archisabidas. Lo más chocante es que mis compañeros se comportan como si todo les pillase de nuevas, como si fuera la primera vez que pronuncian esas palabras gastadas que repiten por enésima vez. Acatan con una naturalidad pasmosa su condición de peones en una representación ritual, e incluso han llegado a desarrollar un hábil virtuosismo, consistente en remolonear por los pasillos, entre reunión y reunión, para no tener que pisar los despachos. Cuando me ficharon, pensé que mi trabajo consistiría en leer libros y proponer la publicación de los que hallara más interesantes; ahora he comprendido que esa labor se deja en manos de las agentes que nos venden sus maulas, o de las dotes adivinatorias de mis subalternos. Mi cometido consiste, pura y simplemente, en reunirme. Y ahora me disculparás, porque tengo que asistir a una convención de editores. Mi vida, chico, parece una novela de Kafka, pero en versión gilipollas”.

(Juan Manuel de Prada, 2002)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: , ,

¿Por qué hay personas que “suben” libros a la Red?

09 noviembre 2010 9:09

Una pregunta que me han hecho lectores de este blog (y que me he hecho yo a mí mismo) es por qué existen personas que ponen a disposición de otras materiales con derechos de autor, sin permiso de sus propietarios. Pero antes, permítaseme una precisión: por sistema, evito utilizar la palabra piratería. A mí me parece que no hay nada en común entre los indonesios que asaltan yates y el ciudadano que sube a la red o se descarga una copia no autorizada.

Está muy claro qué razones pueden empujar a uno a bajarse una copia sin pagar, pero ¿qué impulsa a hacer lo contrario? La persona que sube un libro a un sitio de intercambio o lo pone en un red P2P podría tratarse o bien de un enemigo del editor, o del autor, o bien de un benefactor de los lectores, con ganas de hacer un regalo al mundo. Cabe una tercera posibilidad, que se ha esgrimido más bien en el caso de las películas y archivos mucho más pesados que un libro: ¿a quién conviene la existencia de este tráfico? Los sitios de descargas directas y los proveedores de acceso a Internet se benefician de la existencia de un numeroso conjunto de archivos descargables, que generan en el primer caso beneficios por publicidad, o ingresos por acceso premium, y en el segundo tráfico y contratación de banda ancha.

Como ocurre con muchas cuestiones de este universo complejo e inasible, nada se sabe a ciencia cierta. Por eso es de agradecer que, con todos sus defectos, haya aparecido un Portrait des cyber-pirates du livre. Lo ha producido el Observatorio del libro y el escrito en l’Ile-de-France, Le motif. Este observatorio ya produjo un interesante Etude sur l’offre numérique illégale des livres français sur Internet en 2009.

El “Retrato de los ciberpiratas” se ha elaborado, dadas las dificultades y desconfianza de los actores, mediante encuestas por email y peticiones en los foros dedicados al intercambio de libros. Al final cuentan con 30 testimonios, que no son muchos, pero menos da una piedra…

La edad media, tanto de los que suben como de los que bajan , es de 29 años: no son adolescentes.

Un dato interesante: la presencia destacable del colectivo de personas ciegas, organizadas para intercambiarse archivos, que a diferencia del libro en papel, pueden usar en conversores texto-voz o texto-braille.

El pirata típico lee más libros por año (25) que la media, y gasta en libros (entre 250 y 350 euros) más que la media.

De los que suben libros: un 40% forman parte de equipos o colectivos que se dedican a esta tarea.

Los hay de dos tipos: quienes crean los archivos, a veces comenzando con el escaneo del libro (con frecuencia prestado de una biblioteca), o en el caso de un cómic, traduciéndolo; y quienes redistribuyen un archivo ya existente, cambiando quizás sus metadatos. El 70% de la muestra es de este último tipo.

De hecho, ya se ha podido hablar de las habilidades del pirata como bibliotecario.

Los equipos de digitalización trabajan mucho: llegan a crear packs de varios formatos (epub, pdf, …), y en el caso de los mangas tienen que traducir del japonés, borrar el texto de los bocadillos, introducir el nuevo…

La motivaciones confesas de quienes suben libros son: primero, compartir, dar placer a otros y, segundo, corregir errores o malas traducciones en ediciones digitales preexistentes.

Bueno: hasta aquí el estudio francés. Si algún hispanohablante subidor de libros quiere contarnos cómo trabaja (solo o en equipo), que tipo de obras trata y cuáles son sus motivaciones, estaré encantado. Puede utilizar los comentarioas a este post (si así lo indica, no los haré públicos), o dirigirme un correo a mi dirección (arriba a la izquierda de esta página, en el enlace “Contacto”). Gracias por anticipado.

Etiquetas: , ,

Vuelve “Flor de farola”

08 noviembre 2010 9:09

Una de las secciones más antiguas de esta web, Flor de farola, reaparece en forma de blog.

Flor de farola recopiló a lo largo de más de una década quince ejemplos sorprendentes de comunicación escrita: carteles callejeros y géneros afines, los “textos del margen”.

La verdad es que me apetece mucho retomar mis comentarios sobre este tipo de produciiones escritas. Con WordPress me será más fácil editar las entregas, y espero que eso anime mis aportaciones: tengo muchos ejemplos recogidos estos años…

Flor de farola, el blog, se convierte así en el sexto de este sitio.

(Pido excusas por difundir este post también en el blog de Novedades).

Etiquetas: , ,

El poco interactivo Quijote de la Nacional

05 noviembre 2010 9:09

Acaba de abrirse al público el Quijote interactivo, de la Biblioteca Nacional de Madrid. Bienvenida sea cualquier iniciativa para divulgar nuestras obras culturales, pero se debía haber hecho mejor…

La aplicación presenta la primera edición digitalizada en imágenes, con la transcripción del texto. Éste no se puede descargar de la web, sino todo lo más hay que seleccionarlo y copiar y pegarlo, página a página. ¿quieres todo el Quijote?: repite la operación 668 veces

Esto es llamativo en unos momentos en que se puede descargar íntegramente un Quijote en Google Libros (en PDF o en versión para e-book), o puede bajarse capítulo a capítulo la edición del Instituto Cervantes (con notas) o la de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (sin ellas). ¿Qué objeto tiene vetar de este modo el acceso y la apropiación del texto en nuestra primera institución cultural? Porque además el texto de la obra, embebido en Flash, no es accesible a los buscadores externos. Quien busque “En un lugar de la Mancha” en Google o en cualquier otro buscador jamás podrá llegar a esta edición.

La obra no tiene índice de capítulos, con lo que mal lo tendrá quien quiera localizar un determinado episodio. Hay, sí, la tabla de capítulos del original, pero no está enlazada a las páginas.

No es la única carencia hipertextual: bajo “Mapa de aventuras” se ofrece la versión web del mapa de Tomás López que apareció por primera vez en la edición de Joaquín Ibarra, 1780. Este grabado sitúa sobre el mapa de España los episodios de la obra, pero estos se citan a la libresca “II, cap. 64″ (y hemos visto que no hay forma de ir a un determinado capítulo), en vez de haberse sencillamente enlazado. Por cierto: este mapa, aunque bonito, es plenamente conjetural en muchos de los lugares en los que sitúa los episodios (por la sencilla razón de que Cervantes no lo dice, y porque no estaba haciendo una guía de viajes, sino una ficción), y eso se tendría que haber advertido.

Se puede remitir a una página por su URL, pero quien quiera acceder a ella deberá esperar a la descarga e inicialización del Flash, con lo que supone de engorro y esperas.

Los materiales complementarios se presentan sorprendentemente como imagen, con lo cual no se pueden copiar sus textos (un estudiante para hacer un trabajo, por ejemplo), ni los buscadores pueden encontrarlos, ¡ni siquiera el propio buscador de la aplicación! Quien quiera saber qué ediciones hubo en Londres o London (que de las dos formas lo llaman) en las “Ediciones en el tiempo” se tiene que poner a pasar las estampitas hasta encontrarla. Por suerte, luego se puede acceder a la reproducción íntegra de cada edición en la Biblioteca Digital Hispánica.

Lo mismo puede decirse de otros materiales complementarios, como la sección sobre libros de caballerías, condenados a ser meras fotos de textos…

Interactividad no quiere decir que aparezcan músicas, ni que crujan las hojas cuando se pasan: la verdadera función de una obra digital es poderse buscar, copiar y reutilizar: que dé acceso no sólo a palabras, sino a escenas y personajes. Que permita el marcado y la anotación para el trabajo personal o de clase. Que presente diccionarios contextuales y aclaración de alusiones.

A esta edición de escaparate no le faltan los tics de la cibermodernidad; compartir pedazos en FaceBook o presentarse con un video en YouTube, o las galerías de imágenes a lo Flickr, donde tampoco se puede buscar nada; pero no es una edición ni para leerla (si la lectura se interrumpe, habrá que apuntar en un papel aparte en qué página se estaba, para volver luego a ella: no hay marcadores). Tampoco es una edición para trabajar con ella, porque no se puede anotar, y las comparaciones con otras ediciones se tendrán que hacer de forma manual.

Etiquetas: , , ,

“La decisión editorial previa”

04 noviembre 2010 9:09

El bestseller ya no es el resultado de un pronunciamiento posterior del público, sino de la decisión editorial previa de fabricarlo.

(Javier Pradera, 2001)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: , ,