Acampadas y cultura escrita

30 mayo 2011 10:10

Durante los últimos días he ido varias veces a la Plaza de Catalunya de Barcelona, a la acampada de los jóvenes indignados. Desde el punto de vista de los temas que nos ocupan en este blog, es de destacar la exhuberancia de la palabra escrita que se mostraba allí. Infinidad de carteles, pero también notas tipo post-it, escritas in situ y pegadas allí mismo (imagen de arriba, y detalle abajo).

Había, hechos mediante impresora, panfletos (de creación individual o distribuidos por sitios web) y carteles (espontáneos o también proporcionados por algunas webs).

También había pintadas por el sistema de estarcido (plantilla), que tiene mucha tradición en los mensajes políticos:

Pero la inmensa mayoría de los carteles, pancartas, notas y pintadas, de cualquier tamaño, estaban hechos a mano, incluido algún panfleto (luego fotocopiado, eso sí) . Realmente, es una sorpresa comprobar cómo la escritura manuscrita, que en general parece desterrada de nuestro entorno, puede rebrotar en cualquier momento, incluso en situación de florecimiento de escrituras digitales.

Por último, quería señalar cómo la acampada de Barcelon, entre otros elementos de infraestructura, disponía de una biblioteca, pequeña pero no mal surtida (la acampada de Madrid tiene una más grande). La biblioteca de Barcelona, al igual que tiendas, ordenadores y demás, fue destruida por la Policía en los en los graves incidentes que provocaron en la plaza.

Dada la cantidad de materiales que están generando estas acampadas (y los movimientos que tienen detrás), se agradece que hayan surgido iniciativas que se proponen su preservación.

Etiquetas: , , ,

Presentación de resultados Territorio eBook

23 mayo 2011 9:09

Informa el Lectura Lab:
La Fundación Germán Sánchez Ruipérez ha lanzado “La voz de los lectores” una serie de textos digitales enriquecidos para presentar las conclusiones del proyecto Territorio eBook cuyo primer número está dedicado a los lectores mayores de 55 años, protagonistas de la primera fase de la investigación sobre la lectura en los nuevos soportes digitales.
La publicación que inaugura esta serie se titula eBook 55+ [se ha trabajado con lectores mayores de 55 años] y recoge los informes y conclusiones de los investigadores, así como los materiales y herramientas aplicados en los diferentes procesos del proyecto Territorio eBook y Biblioteca, que pretende dibujar el mapa etnográfico de la lectura electrónica en estos espacios de lectura compartida por franjas de edad. eBook 55+ también ofrece los marcos generales del desarrollo de la investigación a cargo de los coordinadores.
El documento final puede leerse como un libro enriquecido con audios y videos o como un PDF con texto buscable. Las conclusiones principales son:
Los mayores de 55 años se apropian sin dificultades de los dispositivos lectores
Los talleres de lectura aumentan la comprensión lectora
El informe concluye con una reflexion sobre la incorporación de los lectores electrónicos a las bibliotecas.

Etiquetas: , ,

Anuario Thinkepi, 2011

19 mayo 2011 9:09

Presentado como “Análisis de tendencias en información y documentación”, acaba de aparecer la quinta edición del Anuario Thinkepi, fruto del trabajo del Grupo de Análisis sobre Estrategia y Prospectiva de la Información (ThinkEPI):

ThinkEPI está formado por profesionales y académicos de la biblioteconomía y la documentación, con experiencia y reconocido prestigio, que con cierta periodicidad publican a través de la lista de distribución de correo electrónico IweTel, de este web y de otros medios de difusión, notas con micro-estados del arte, reflexiones sobre temas profesionales de actualidad, perspectivas ya consolidadas ante nuevos productos, opiniones, observaciones, etc.

El tomo reúne medio centenar de colaboraciones, que pasan revista a los temas más importantes de la actualidad, agrupadas en los siguientes apartados (aquí está el índice completo):

1. Presentación
Por Tomàs Baiget

2. Prólogo
Por Glòria Pérez-Salmerón

3.A. FORMACIÓN

Informe de situación: Formación del bibliotecario como alfabetizador informacional
Por María Pinto y Alejandro Uribe-Tirado

3.B. PROFESIÓN

Informe de situación: Profesionales de la información en 2010
Por Carlos Tejada-Artigas

3.C. BIBLIOTECAS

Informe de situación: Bibliotecas: un año de crisis y ¿transformación?
Por Joaquin Selgas

3.D. RECURSOS Y MERCADO DE LA INFORMACIÒN

Informe de situación: Información científica. Oferta de productos y servicios multidisciplinares en 2010
Por Ángeles Maldonado-Martínez

3.E. REDES SOCIALES Y WEB 2.0

Informe de situación: Evolución de la Web social en 2010
Por Fernando Juárez-Urquijo

3.F. INDIZACIÓN Y RECUPERACIÓN

Informe de situación: Nueva normativa de catalogación: pasos hacia un futuro prometedor pero incierto
Por Assumpció Estivill-Rius

3.G. PUBLICACIÓN CIENTÍFICA

Informe de situación: 2010 a vista de pájaro: publicación científica, OA, indicadores e informetría
Por Isidro F. Aguillo

3.H. SISTEMAS DE INFORMACIÓN Y TECNOLOGÍAS

Informe de situación: Tendencias tecnológicas de 2010
Por Jorge Serrano-Cobos

Etiquetas: , , , ,

Tras San Jerónimo y el león

01 abril 2011 10:10

San Jerónimo rodeado de códices en griego, hebreo y latín, quitándole la espina a un león
en la portada del libro de Pedro de la Vega Hystoria nueva (Zaragoza, Jorge Coci, 1528).

Aurora Egido, renombrada especialista en el Barroco, ha escrito un precioso Pregón de la VII Feria del Libro Viejo y Antiguo de Zaragoza. En él, y como corresponde a un género festivo y cultivado, se pasa revista a importantes hitos de la vida de la ciudad y de la historia de la lectura: desde la constitución de la Cofradía de Libreros de San Jerónimo de Zaragoza en 1537, hasta la defensa de las bibliotecas de Reino Unido utilizando Twitter.

Por su amabilidad, y la de la Asociación de Libreros de Viejo y Antiguo de Aragón, el pregón está disponible para nuestros lectores en una cuidada edición en PDF:

Una de las imágenes más enternecedoras de la iconografía tal vez sea la de San Jerónimo leyendo un manuscrito mientras un león está tendido a su lado escuchándole. Pues esa estampa, que cristianiza en cierto modo el mito de Orfeo cuando amansaba con su canto a las fieras, remite a toda una historia del libro y de la lectura que nos aparta del tráfago del diario vivir para sumergirnos en otro espacio y otro tiempo.

Texto íntegro del Pregón.

Etiquetas: , , , , ,

BookCamp, encuentro en Barcelona

22 marzo 2011 9:09

Del 24 al 26 de marzo tendrá lugar en Barcelona el segundo BookCamp, coincidiendo con la edición 2011 de Kosmopolis. La Festa de la Literatura Amplificada. Según los organizadores:

El BookCamp Kosmopolis es un encuentro informal en el que los participantes eligen los temas de los que quieren hablar. La primera edición, el pasado octubre, fue todo un éxito; ahora llega la segunda edición coincidiendo con Kosmopolis. La Fiesta de la Literatura Amplificada. Si eres editor, bibliotecario, diseñador, lector o escritor, si te gusta la literatura y tienes interés en la dramaturgia, las vanguardias literarias, el spoken word o el slam, ahora tienes la oportunidad de proponer una sesión de trabajo o de debate en torno a estos temas o cualquier otro que tenga relación con las letras. Porque el BookCamp Kosmopolis lo haces tú: tú eliges el tema, tú coordinas el debate; tú participas y descubres nuevas ideas; tú compartes y aprendes.

Entre la veintena de sesiones previstas se encuentran:

estrategias para ser leídos

debate sobre nuevas iniciativas para compartir contenidos digitales (PirateBox y BookLiberator)

derechos del lector digital

social publishing

DRM

clubs de lectura por línea

libros de artista

hacia un futuro sin libros en las bibliotecas

etc.

Habría podido poner más tags al pie, pero creo que con estas basta…

Etiquetas: , , , , , ,

La biblioteca ausente

27 enero 2011 9:09

La Fundació Suñol de Barcelona expone en su Nivell Zero la obra de la joven artista Antònia del Río, Xiu-xius en blanc. La Biblioteca absent, que se presenta como la recreación de una biblioteca imperceptible, metáfora del Almacén de la Memoria.

El arte siempre imita a la naturaleza

Etiquetas: , ,

El poco interactivo Quijote de la Nacional

05 noviembre 2010 9:09

Acaba de abrirse al público el Quijote interactivo, de la Biblioteca Nacional de Madrid. Bienvenida sea cualquier iniciativa para divulgar nuestras obras culturales, pero se debía haber hecho mejor…

La aplicación presenta la primera edición digitalizada en imágenes, con la transcripción del texto. Éste no se puede descargar de la web, sino todo lo más hay que seleccionarlo y copiar y pegarlo, página a página. ¿quieres todo el Quijote?: repite la operación 668 veces

Esto es llamativo en unos momentos en que se puede descargar íntegramente un Quijote en Google Libros (en PDF o en versión para e-book), o puede bajarse capítulo a capítulo la edición del Instituto Cervantes (con notas) o la de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (sin ellas). ¿Qué objeto tiene vetar de este modo el acceso y la apropiación del texto en nuestra primera institución cultural? Porque además el texto de la obra, embebido en Flash, no es accesible a los buscadores externos. Quien busque “En un lugar de la Mancha” en Google o en cualquier otro buscador jamás podrá llegar a esta edición.

La obra no tiene índice de capítulos, con lo que mal lo tendrá quien quiera localizar un determinado episodio. Hay, sí, la tabla de capítulos del original, pero no está enlazada a las páginas.

No es la única carencia hipertextual: bajo “Mapa de aventuras” se ofrece la versión web del mapa de Tomás López que apareció por primera vez en la edición de Joaquín Ibarra, 1780. Este grabado sitúa sobre el mapa de España los episodios de la obra, pero estos se citan a la libresca “II, cap. 64″ (y hemos visto que no hay forma de ir a un determinado capítulo), en vez de haberse sencillamente enlazado. Por cierto: este mapa, aunque bonito, es plenamente conjetural en muchos de los lugares en los que sitúa los episodios (por la sencilla razón de que Cervantes no lo dice, y porque no estaba haciendo una guía de viajes, sino una ficción), y eso se tendría que haber advertido.

Se puede remitir a una página por su URL, pero quien quiera acceder a ella deberá esperar a la descarga e inicialización del Flash, con lo que supone de engorro y esperas.

Los materiales complementarios se presentan sorprendentemente como imagen, con lo cual no se pueden copiar sus textos (un estudiante para hacer un trabajo, por ejemplo), ni los buscadores pueden encontrarlos, ¡ni siquiera el propio buscador de la aplicación! Quien quiera saber qué ediciones hubo en Londres o London (que de las dos formas lo llaman) en las “Ediciones en el tiempo” se tiene que poner a pasar las estampitas hasta encontrarla. Por suerte, luego se puede acceder a la reproducción íntegra de cada edición en la Biblioteca Digital Hispánica.

Lo mismo puede decirse de otros materiales complementarios, como la sección sobre libros de caballerías, condenados a ser meras fotos de textos…

Interactividad no quiere decir que aparezcan músicas, ni que crujan las hojas cuando se pasan: la verdadera función de una obra digital es poderse buscar, copiar y reutilizar: que dé acceso no sólo a palabras, sino a escenas y personajes. Que permita el marcado y la anotación para el trabajo personal o de clase. Que presente diccionarios contextuales y aclaración de alusiones.

A esta edición de escaparate no le faltan los tics de la cibermodernidad; compartir pedazos en FaceBook o presentarse con un video en YouTube, o las galerías de imágenes a lo Flickr, donde tampoco se puede buscar nada; pero no es una edición ni para leerla (si la lectura se interrumpe, habrá que apuntar en un papel aparte en qué página se estaba, para volver luego a ella: no hay marcadores). Tampoco es una edición para trabajar con ella, porque no se puede anotar, y las comparaciones con otras ediciones se tendrán que hacer de forma manual.

Etiquetas: , , ,

Los números de los “libros digitales”: conclusión provisional

02 noviembre 2010 11:11

En un post anterior, Los libros digitales en números, planteé la cuestión de cuántos libros digitales habría disponibles, y hasta hace muy poco he estado recibiendo, en comentarios al blog y por correo, precisiones y sugerencias. Muchas gracias a todos; lo he dicho varias veces, pero lo repito: estas páginas tienen unos lectores que son un privilegio. Muchas veces estarán agazapados, sin dar muestras de existencia, pero cuando hace falta y tienen algo que decir, ¡vaya si lo dicen! En el post inicial y en sus comentarios queda constancia de quiénes me ayudaron (algunos han preferido quedar en la oscuridad).

Para mayor claridad, voy a empezar exponiendo algunos principios metodológicos que han ido surgiendo al hacer esta recopilación:

¿Qué es un libro digital?

En obras libres de derechos: cualquier obra que en su día constituyó un libro (o a veces parte de un libro, o un folleto), y que se ha digitalizado.

En obras con derechos vigentes, podríamos decir que “libro digital” sería cualquier obra a la venta en formato electrónico, que tiene asignado un número de ISBN. A ello se podría añadir que tuviera metadatos correctos, y estuviera compuesto por texto digital (que no fuera un simple escaneado). Pero esto no siempre es así: Bubok, que declara 30.000 libros digitales, ha tramitado sólo 1.120 ISBNs. Tampoco depende del formato o la extensión: hay a la venta obras digitales que son PDFs de una docena de páginas y se siguen llamando “libros”.

Puestas así las cosas, hay que concluir que por el momento  “libro digital” es cualquier cosa en formato electrónico que su editor o difundidor llame “libro”.

Libros, ¿o qué?

En bibliotecas y archivos hay muchos otros materiales, aparte de libros, que se han digitalizado: revistas, legajos, documentos, mapas, grabados… Hispana, por ejemplo, tiene más de 2,6 millones de documentos, pero no he conseguido saber cuántos de estos son libros, y por tanto no lo incluyo en esta recopilación. Como la Biblioteca Digital Hispánica distingue los “carteles, dibujos, grabados…”, sí que se pueden calcular los libros del total.

Las cifras y las categorías las asignan muchas veces los propios interesados

Google afirma que tiene digitalizados 13 millones de libros en el dominio público. Pero todo lo dice Google: tanto que son “libros”, como la cantidad que hay. Puede que hayan llamado “libros” a cualquier otra cosa, por ejemplo, tomos de revistas, pero no lo sabemos. Hathi Trust, por ejemplo, habla de “volúmenes”.

Hay solapamientos

No podemos sumar todas las cifras que aportamos para obtener un total, porque muchos conjuntos incluyen a otros. En el resumen hemos señalado los solapamientos más importantes detectados.

Lenguas

Nos ha interesado ver el estado de la edición digital en español y otras lenguas cooficiales en España, pero hemos incluido también otros conjuntos que pueden servir para dimensionar el sector. Con frecuencia es difícil desagregar los datos: ¿cuántos libros en español ha digitalizado Google?; las buenas librerías españolas ofrecen también libros electrónicos en otras lenguas, etc.

Hay distintos canales

Hay libros sólo disponibles para bibliotecas. Otros son obras en autopublicación, disponibles sobre todo en la web del editor.

¿Qué hay de nuevo?

Respecto a los datos recopilados en el post inicial hasta el 22 de octubre, he incorporado los libros en “edición electrónica” editados en España desde el 2005, según el ISBN.

Los datos:

Obras libres de derechos

Libros digitalizados en Google: 13.000.000

Internet Archive [muchos provienen de Google]: 2.500.000

Volúmenes digitalizados en Hathi Trust [muchos provienen de Google]: 1.583.000

Libros digitalizados en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (español en su mayoría): 60.000 [fuente: Biblioteca Virtual]

Libros digitalizados en el Proyecto Gutenberg: 33.000

Libros disponibles para Kindle: 30.000 [según TUAW]

Libros digitalizados en la Biblioteca Digital Hispánica, de la Biblioteca Nacional (español en su mayoría): 14.000

Libros digitalizados en El Aleph (español): 3.600

Obras con copyright vigente

Libros digitalizados en Google por acuerdo con editores: 2.000.000

Libros disponibles para Kindle: 670.000 [según TUAW]

Libros disponibles en Lulu (distintas lenguas, no autopublicación): 200.000

Libros disponibles en la librería Laie (distintas lenguas, muchos en español): 124.000 [fuente: Laie]

Libros disponibles en E-libro.com (para bibliotecas, en español): 38.000 [fuente: E-libro]

Libros en “edición electrónica” editados en España entre enero del 2005 y septiembre del 2010: 50.000 [fuente: ISBN]

Libros disponibles en iBook (para iPhone o iPad): 30.000 [fuente: TUAW]

Libros disponibles en BuBok (autopublicación, sobre todo en español): 30.000 [fuente: BuBok]

Libros disponibles en Publidisa (sobre todo en español): 25.000 [fuente: Publidisa]

Libros en español en P2P: 25.000 [estimación]

Libros disponibles en Grammata: 23.000 [comprende también libros sin derechos, varios cientos provenientes de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes]

Libros en “edición electrónica” editados en España en los primeros 9 meses del 2010: 12.839 [fuente: ISBN]

Libros que alcanzará Libranda este año: 4.000-5.000

Libros digitalizados en la Biblioteca Digital Hispánica, de la Biblioteca Nacional de España, a través de Enclave: 3.300 [fuente: Boletín del Observatorio del Libro y de la Lectura, nº 2, Octubre 2010]

Libros en español disponibles en Lulu (autopublicación): 2.885 [haciendo la búsqueda desde España, en la categoría ebooks]>

Libros disponibles en Edi.cat: 2.400 [1.700 de Libranda, y el resto entre Edi.cat y EdiBooks; fuente: Edi.cat]

Libros disponibles en E-libro.net [en español]: 2.000 [fuente: E-libro]

Etiquetas: , , , , , , ,

Organizar por materias: dos elecciones

18 octubre 2010 9:09

Pensemos en la visita a una buena librería, o a una buena biblioteca de las que dan acceso abierto a las  estanterías. Uno llega a la zona de su interés y ahí están: al lado de libros que ya hemos leído, y de otros cuya existencia conocíamos, aquellos de los que ni habíamos oído hablar, y que sin embargo encontramos a nuestra disposición…

Las clasificaciones temáticas permiten explorar lo existente, y por eso son herramientas insustituibles en un universo como el de los libros, complejo y extensísimo. Y en el terreno del acceso digital a las obras son un elemento sencillamente vital. La clasificación temática es uno de los elementos que, como el autor, el título, el editor, el año de publicación y otros metadatos, van a servir para guiar al lector al encuentro del libro. Y quizás será uno de los más importantes para la exploración y la serendipia.

Se encuentran dos orientaciones en este delicado tema: la bibliotecaria (siglos de organización de vastos conjuntos de obras especializadas, orientadas a la consulta) y la librera-editorial (décadas de organización de conjuntos contemporáneos, con miras a la venta).

Pues bien: dos decisiones de sendos mediadores entre los libros y el público muestran el papel creciente que va a tener esta cuestión en el campo de las obras digitalizadas.

Google, para Google Libros (y, suponemos, para las futuras Google Editions) está utilizando el sistema BISAC (Book Industry Standards And Communications), división del Book Industry Study Group. El problema es que BISAC está orientado al comercio: es lo que  “la industria del libro [de Estados Unidos y Canadá] usa para decir a los libreros dónde poner los libros en las estanterías”, como señaló Geoff Nunberg en su post de hace un año, titulado expresivamente: “Google Libros: un descarrilamiento de metadatos”.

Cito a Nunberg:

La pregunta es por qué Google decidió  en primer lugar utilizar estos encabezamientos [los de BISAC]. (Clancy [ingeniero en jefe del proyecto de Google Libros] niega que fueran los editores quienes se lo pidieron, aunque esto podría tener que ver con sus propias ambiciones de competir con Amazon). El esquema BISAC se adapta bien para organizar las estanterías de una moderna cadena de librerías con 10 kilómetros de estanterías, o una pequeña biblioteca pública donde los consumidores ordinarios o los clientes buscan libros en las estanterías. Pero no ayuda particularmente si vuelas a ciegas por una biblioteca  con varios millones de títulos, incluyendo obras académicas, extranjeras, y grandes cantidades de libros de los primeros periodos.

Con la llegada de Google Editions, está todo más claro: Google clasificará sus libros según el estándar comercial, porque quiere venderlos (o que los vendan a través de su servicio). Los muchos errores de clasificación que denunció Nunberg pueden irse subsanando, pero la clasificación de materias seguirá apuntando a compradores o lectores de base, y además de cultura norteamericana, y no a usuarios especializados de cualquier parte del mundo.

La buena noticia paralela es que  un proyecto que agrupa muchas universidades americanas y que se nutre básicamente de las digitalizaciones de Google, Hathi Trust (hablamos de él hace dos años), está trabajando para dar acceso a las obras a un público profesional con herramientas más avanzadas y criterios más bibliotecarios.

Mientras tanto, el servicio de información sobre libros españoles en venta, DILVE, promovido por las editoriales españolas, está trabajando también en la clasificación por materias. Hasta ahora lo único que funcionaba era la clasificación del ISBN, basada en un estándar bibliotecario utilizado desde hace años en España y en otros lugares: el la CDU. Ya fuera por inadecuación progresiva de la clasificación a la realidad cotidiana, o por descuido de las editoriales en la asignación de materia (que de todo hubo, y quizás más de lo segundo), el sistema se ha revelado insuficiente.

Una comisión recién creada, y en la que participan FGEE, FANDE, CEGAL, Grupo Planeta, Grupo SM, Grupo Santillana, Casa del Libro, El Corte Inglés, FNAC, Librerías Bertrand, Librería Diógenes, Troa Librerías y Libranda ha elegido el sistema BIC, Book Industry Communication, también de intención comercial (no bibliotecaria), nacido en la Gran Bretaña y utilizado además en Australia y Nueva Zelanda. El sistema deberá adaptarse en materias concretas a la realidad española.

DILVE funcionará como el eje en torno al que se articulará la información tanto sobre obras en papel como electrónicas, lo que da idea de la importancia de este paso.

Etiquetas: , , , ,

Los libros digitales en números

15 octubre 2010 9:09

Bueno, bueno… Una reciente avalancha de cifras nos aconseja hacer un post de resumen. O sea que:

[NOTA: marco tachadas las enmiendas y <entre ángulos> las adiciones posteriores a la aparición del post. He pedido datos complementarios, que iré incorporando a este post durante unos días, y luego publicaré un nuevo post con el resultado final ]

Obras libres de derechos

Libros digitalizados en Google: 13.000.000

<Internet Archive [muchos provienen de Google]: 2.500.000>

<Volúmenes digitalizados en Hathi Trust [muchos provienen de Google]: 1.583.000>

<Libros digitalizados en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes: 60.000 [fuente: Biblioteca Virtual]>

Libros digitalizados en el Proyecto Gutenberg: 33.000

<Libros disponibles para Kindle: 30.000 [según TUAW, gracias a jjclerici y a Toni Matas]>

Libros digitalizados en la Biblioteca Digital Hispánica, de la Biblioteca Nacional: 14.000

<El Aleph: 3.600 [gracias, Julieta]>

Obras con copyright vigente

Libros digitalizados en Google por acuerdo con editores: 2.000.000

Libros disponibles para Kindle: 700.000 670.000 [corrección según TUAW, gracias a jjclerici y a Toni Matas]

<Libros disponibles en Lulu (distintas lenguas, no autopublicación): 200.000>

<Libros disponibles en Laie: 124.000 [fuente: Laie]>

<Libros disponibles en E-libro.com (para bibliotecas, en español): 38.000 [fuente: E-libro]>

Libros disponibles en iBook (para iPhone o iPad): 30.000 [fuente: TUAW, gracias a Toni Matas]

Libros disponibles en BuBok (autopublicación): 30.000 [fuente: BuBok]

Libros disponibles en Publidisa: 100.000 25.000 [fuente: Publidisa]

<Libros en español en P2P: 25.000 [estimación de Gorki]>

<Libros disponibles en Grammata: 23.000 [comprende también libros sin derechos]>

<Libros en “edición electrónica” editados en España en el primer semestre del 2010: 9.546 [fuente: Boletín del Observatorio del Libro y de la Lectura, nº 1, Agosto 2010]>

Libros que alcanzará Libranda este año: 8.000 4.000-5.000

Libros digitalizados en la Biblioteca Digital Hispánica, de la Biblioteca Nacional de España, a través de Enclave: 2.700 3.300 [fuente: Boletín del Observatorio del Libro y de la Lectura, nº 2, Octubre 2010, borrador]

<Libros en español disponibles en Lulu (autopublicación): 2.885 [haciendo la búsqueda desde España, en la categoría ebooks]>

<Libros disponibles en Edi.cat: 2.400 [1.700 de Libranda, y el resto entre Edi.cat y EdiBooks; fuente: Edi.cat]>

<Libros disponibles en E-libro.net [en español]: 2.000 [fuente: E-libro]>

… Y esto es lo que hay, según las fuentes citadas. Me gustaría oír opiniones al respecto.

(autopublicación)

Etiquetas: , , , , ,